Blog de profedesocialesdoloresval

comentario de texto 3º ESO. El testamento de Carlos II

Si Dios, por su infinita misericordia, me concediere hijos lexitimos, declaro por mi universal heredero en todos mis Reynos, Estados y Seflorios, al hijo varon mayor, y á todos los demás que por su orden deven subceder, y en faltade varones, las hijas, en conformidad con las leyes de mis Reynos; y, no haviéndose dignado Dios, al tiempo de hacer este testamento, de hacerme esta merced, siendo mi primera obligacion, mirar por el bien de mis subditos, disponiendo se conserven todos mis Reynos en aquella unión que les conviene, guardandose por ellos la deuida fidelidad á su Rey y Senor natural, no dudando de la que siempre han profesado, se arreglarán á lo mas justo, corroborado con la suprema autoridad de mi disposicion.

Y, reconociendo, conforme a diversas consultas de Ministros de Estado, y Justicia, que la razón, en que se funda la renuncia de las Señoras Doña Anna y Doña Maria Theresa, Reynas de Francia, mi tía y hermana, a la sucesión de estos Reinos, fue evitar el perjuicio de unirse a la Corona de Francia, y, reconociendo que, viniendo a cesar este motivo fundamental, subsiste el derecho de sucesión en el pariente mas inmediato, conforme a las leyes de estos Reinos, y que hoy se verifica este caso en el hijo segundo del Delphin de Francia, por tanto, arreglándome a dichas leyes, declaro ser mi sucesor (en caso que Dios me lleve sin dejar hijos) al Duque de Anjou, hijo segundo del Delphin y como a tal le llamo a la sucesión de todos mis Reinos y Dominios, sin excepción de ninguna parte de ellos, y mando y ordeno a todos mis súbditos y vasallos, de todos mi Reinos y Señoríos le tengan y reconozcan por su Rey y señor natural.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: